¿QUÉ CAMBIA UN EMBARAZO EN LA ADOLESCENCIA?

Al salir embarazada en la adolescencia ¿cambiará algo? Pues podríamos empezar diciendo que nuestras prioridades se ven alteradas. Si antes lo que más nos preocupaba era salir con nuestras/os amigas/os, pensar en qué quiero estudiar o en qué ropa ponerme, ahora esto se verá reemplazado por pensar en las posibilidades de conseguir un trabajo, además de hacerle frente a las particularidades que se tiene al llevar un embarazo, como por ejemplo: los malestares, las náuseas y las visitas constantes al médico, etc. Pero estos cambios no repercuten sólo en la adolescente sino también en todo el entorno social.p3

En las chicas

La mayoría de las adolescentes no planean quedar embarazadas y casi siempre las primeras reacciones después de enterarse son de temor, de angustia e incertidumbre. Muchas adolescentes, mantienen sus embarazos en secreto, porque temen la reacción de sus padres; otras, pueden llegar a negarse a sí mismas que están embarazadas.

Además sabemos que los embarazos en la adolescencia, se consideran de alto riesgo, ya que el cuerpo de las adolescentes no han terminado de desarrollar y aún no han madurado por completo.

p1En los chicos

Siempre hemos escuchado eso de que “el hombre siempre cae bien parado” pero nos hemos preguntado ¿qué sentimientos genera en él esta nueva situación?, ¿qué temores tiene?, entre otras cosas. Los adolescentes que se convierten en padres también necesitan la ayuda de sus familiares. Aunque algunos pueden aceptar la paternidad, otros se sienten atemorizados o culpables y es posible que necesiten apoyo para asumir sus responsabilidades y saber qué es lo mejor para ellos.

En los Padres

Algunos padres se sienten culpables, porque piensan que si hubiesen hecho algo más por proteger a su hija o hijo, esto no habría pasado.  Otros padres no pueden superar “el qué dirán”, se sienten avergonzados por el embarazo de su hija adolescente y terminan juzgándolas.

Éste suele ser un momento difícil en la vida de cualquier familia; lo importante es que los padres acepten la situación, apoyen a su hija o hijo en lo que puedan y recobren la comunicación con ellos/as. Sin embargo también hay que tener en cuenta que sus posibles reacciones (decepción, enojo, etc.) son totalmente comprensibles, para esto podríamos tratar de ponernos en el lugar de ellos y entender que esta situación pone tensos a todos. En algunos casos, es conveniente que la familia hable con alguna persona de confianza o busque ayuda profesional para que juntos encuentren alternativas que los ayuden a afrontar esta situación.

En el entorno social

embarazadaLa mayoría de adolescentes que salen embarazadas son catalogadas como “las más movidas”, no son bien vistas por la sociedad y son criticadas juntamente con sus padres ya que consideran que no las han sabido educar adecuadamente, y miles de cosas así. Se sigue asumiendo que el salir embarazada es truncarse la vida, los estudios y todos los planes futuros. Sin embargo este hecho si bien es cierto involucra muchos cambios, hay que tratar de verlo como una etapa que no será fácil de afrontar pero tampoco tomarlo como el fin del mundo.

Si estás pasando por una situación similar trata de tomar con tu pareja la mejor decisión para ambos. Recuerden que el asumir la maternidad y paternidad responsablemente también puede ser una experiencia gratificante.

Así que ya sabes, infórmate y toma la mejor decisión. Disfruta de tu sexualidad sana, libre y placentera y si decides tener relaciones sexuales, hazlo con protección.

Recomendaciones tomadas de:
http://www.kidshealth.org/parent/en_espanol/padres/teen_pregnancy_esp.html

Adaptado por: Rosa Cadenillas Vargas.