El Punto J… ¿de dónde salió?

A ver, a ver. Punto J es más que un portal, es una súper estrategia. La pregunta era ¿qué podemos hacer para que el VIH y sida no siga afectando a más jóvenes?

Así que adolescentes, jóvenes y adultos profesionales del Instituto de Educación y Salud (IES), nos sentamos a pensar, conversamos, discutimos y nos dimos cuenta que teníamos varias armas poderosas que podíamos utilizar: información, habilidades, tecnología y sobre todo muchas ganas. Un día alguien del equipo dijo, “No existen espacios de información para jóvenes y adolescentes, producidos por ellos mismos”, y entonces vimos que  internet podría ser un buen aliado,  así surgieron las primeras propuestas para Punto J las cuales nos entusiasmaron mucho más. 

Con todas nuestras energías bien puestas, empezamos a ponerle creatividad al uso de la tecnología para algo mejor de lo que se usaba hasta el momento, así tuvimos nuestro primer espacio de jóvenes que estaba en la página del IES; en ese entonces algunos no nos daban bola, pero igual seguíamos adelante.

Esta tarea no era fácil pero con el apoyo brindado por nuestros amigos del Centro Internacional de Investigaciones para el Desarrollo (IDRC), el Instituto para la Conectividad de las Américas (ICA), Save the Children UK y Save the Children Canadá, logramos tener nuestra segunda versión del portal Punto J, esta vez teníamos un espacio propio, habíamos dejado de ser una sección de la página del IES.

Para hacer realidad este sueño diseñamos la Estrategia Punto J, nuestra apuesta era clara, Punto J debía integrar la participación de los adolescentes y jóvenes en alianza con los adultos, a fin de responder con mayor seguridad a la pregunta que nos habíamos hecho desde un principio: ¿qué hacer para que el VIH y sida no siga afectando a más jóvenes?

Entonces nuevamente pusimos manos a la obra y convocamos a más chicos y chicas. Así, iniciamos el voluntariado. De muchos lugares de Lima llegaron, primero unos cuantos y luego más, adolescentes y jóvenes de 14 a 25 años que también querían hacer algo por transformar la realidad y ayudar a que la vida de todos sea cada vez más agradable, promoviendo la salud sexual y reproductiva como parte de nuestros derechos. 

Actualmente nos encontramos en una nueva etapa y nuestros amigos de ICA e IDRC continúan apoyándonos; seguimos convocando a más chicos y chicas ya no sólo de Lima sino también de Ica, Huancayo, Piura y Pucallpa; junto a ellos nos capacitamos en TIC, en sexualidades, VIH y sida, y lo mejor es que somos nosotros mismos quienes actualizamos nuestro espacio web.

En el camino, otras instituciones se interesaron en el Punto J; así, el Ministerio de Salud del Perú, amigos de Bolivia, Argentina, Ecuador, Colombia, México y República Dominicana, que están adaptando la estrategia Punto J, creando y mejorando sus propios portales o haciendo uso de otras tecnologías, el Fondo de Población de las Naciones Unidas de Perú, Bolivia y República Dominicana que también apoyan esta iniciativa en sus países, se unieron a esta gran apuesta, pues estamos convencidos que caminando de la mano con amigos damos mejores respuestas a la epidemia del VIH.

Ya han pasado casi cinco años y en Punto J hemos aprendido muchas cosas sobre TIC, sexualidades saludables y también desarrollado nuestras habilidades y capacidades. En cada actualización tratamos de seguir haciendo cosas bacanes y para eso no necesitamos estar frente a frente, lo hacemos en línea ¿se imaginan? no tenemos fronteras; estamos seguros que si contamos con tu participación encontraremos mejores respuestas a nuestras necesidades e intereses.

¡No lo olvides, este espacio también es tuyo, sé parte de él!