¿DUELE O NO DUELE?... ¿TÚ QUE CREES?

Siempre hemos escuchado que la primera relación sexual (coital) es muy dolorosa, que hay sangrado y que al término te duele mucho más; que no te puedes sentar y que después de tu primera vez vas a caminar diferente al resto de chicas.

Pues déjame decirte que estos son sólo mitos, es decir, creencias que la sociedad ha creado para asustarnos o que se basan en malas experiencias que no a todos o todas tiene por qué ocurrirnos.

v5Aquí te explico un poco cómo es en realidad o al menos te doy algunos datos para que no te bases sólo en lo que la gente “dice”.

¿Has oído hablar del himen? Bueno, esto tiene que ver con lo del sagrado y eso de la “virginidad” y que si sangras o no eres o no eres virgen. Según los especialistas, sólo alrededor del 50% de chicas sangran durante su primera relación sexual. Es cierto que en ocasiones al producirse existe un “dolor” y esto se debe a que en algunas mujeres se produce la rotura del himen y este genera un poquito de sangrado. Sin embargo esto es relativo ya que algunas chicas nacen sin esta capa delgada de tejido o durante alguna actividad física pueden haberla roto y no recordarlo, o simplemente tener lo que se llama un “himen elástico” y de este modo nunca sangrarán durante su primera relación sexual.

¿Y has oído hablar del frenillo? en algunos chicos también puede que haya un “dolor” significante, esto se debe al “frenillo”, que es también un tejido (como el himen) que sujeta al prepucio con el interior del pene, sin embargo no se suele escuchar mucho esto del dolor en la primera vez de los chicos por una cuestión cultural y de evitar asociar el dolor al género masculino.

p1Por eso es importante llegar preparados a una relación sexual, bien informados y estar convencidos de lo que se siente, se piensa y se quiere.

Uno de los motivos por los que no se disfrutan mucho las primeras relaciones sexuales es debido a los nervios, que puede causar una mala lubricación y por tanto mucho dolor en las chicas, o no lograr una erección en el caso de los chicos.

Lo recomendable es informarnos bien, no hacerlo “a lo loca” y así se podrá disfrutar de la relación sin luego sentir culpas ni remordimientos. Recuerda que algo muy importante es la satisfacción que se pueda llegar a tener no solo en la primera vez sino en todas las relaciones sexuales.

Y claro, para que todo salga bien es siempre importante la protección (tuya y de tu pareja). El uso del preservativo o condón es lo más recomendable, ya que, además de ayudarte a prevenir un embarazo, te protegerá de adquirir alguna ITS o el VIH.

Así que ya sabes, la decisión la tomas tú.