Estigma y Discriminación

Cuando escuchamos a las personas que viven con VIH o a aquellos que sin tener la enfermedad se ven afectadas porque un familiar muy cercano la tiene, siempre mencionan el sufrimiento que les causa ser víctimas del estigma y la discriminación pero, ¿sabes tú a qué se refieren? Para comprenderlos, revisemos el significado de ambos términos.

El ESTIGMA se define como una “MARCA” que la sociedad pone a determinadas personas porque éstas no cumplen con las características deseadas por ella. Estas “marcas” desvalorizan a las personas provocando un trato  irrespetuoso hacia ellas. Todos hemos escuchado alguna vez decir que a alguien se le conoce como: “la oveja negra”, “el lorna”, “el enfermo”, etc. Así también, es frecuente pensar en las personas que viven con el VIH o sida, como “promiscuos”, “homosexuales” o “peligrosos”. A todas estas personas se les está estigmatizando y el dolor que les causa ser tratados así, afecta su autoestima.

La palabra DISCRIMINACIÓN se refiere a las conductas que manifiestan el rechazo hacia las personas que son estigmatizadas justamente por poseer esas características que los hacen diferentes. Algunas veces está vinculado a una característica o limitación física, otras a la raza, la clase social, el género, el nivel económico o la salud, como es el caso del VIH y sida.

No olvidemos que todos los seres humanos somos iguales y gozamos de los mismos derechos sin importar la nacionalidad, religión, condición física o económica.

¡Discriminar es absurdo…no lo hagas tú! Ayudemos a disminuir la discriminación brindando un trato justo y de respeto a los demás.
Un país sin discriminación logra unirse para salir adelante frente a cualquier situación.